Él os bautizará con el Espíritu Santo y fuego... Mt. 3:11

Historia

En el año 2013, José Francisco López Bellorín fue invitado a predicar la Palabra de Dios en un centro de rehabilitación en Matagalpa llamado “Mahanaim”. Ese día el respaldo de Dios fue tal que motivó a José Francisco y a su familia a continuar llevando las buenas nuevas de salvación a otras personas en condiciones similares, porque es evidente que la solución a los problemas que sufren muchas personas no está en la cárcel, ni en un hospital, ni en un consultorio psiquiátrico, sino en Dios, manifestada como señal en los que creen.

Habiendo visitado otros lugares para predicar la Palabra de Dios y fortalecer el trabajo de evangelización en algunas Iglesias, López Bellorín entra en contacto con una realidad que poco se maneja en nuestros entornos; los pastores de las zonas rurales no cuentan con suficiente apoyo en la obra que dirigen, y en muchos casos, carecen hasta de los recursos básicos para su subsistencia. Además, en muchas comunidades rurales de Nicaragua hay condiciones de extrema pobreza, por lo que trabajar en la obra del Señor no parece ser muy alentador. Motivados por el deseo de ayudar a los pastores y de que la obra del Señor crezca en estas zonas sensibles, José Francisco y su familia, junto con otros colaboradores, empezaron a apoyar pequeñas Iglesias con víveres, ropa, atriles, y principalmente, entrenamiento para evangelizar y hacer campañas, ya que la principal obra de la Iglesia en la tierra es ganar almas para Cristo.

Luego de algún tiempo, la familia López Bellorín y algunos colaboradores cercanos se dispusieron a crear una asociación sin fines de lucro, que contara con personería jurídica , a fin de poder realizar sin inconvenientes legales cualquier actividad que les permitiera llevar a cabo lo que ya habían empezado. Esto se hizo realidad en agosto del año 2016.

Lo que empezó como una sencilla invitación a predicar la Palabra de Dios en un centro de rehabilitación a personas con diversas adicciones hoy es un Ministerio activo que lleva las buenas nuevas de salvación a grandes y pequeños en todas partes. Este grupo de personas que le creen a Dios, han reconocido que con la ayuda del Espíritu Santo pueden continuar con lo que el Señor Jesucristo hacía, lo cual conocemos por medio de la Biblia en los evangelios. El Señor Jesús no sólo hablaba del reino de los cielos, sino que también sanaba enfermos, liberaba endemoniados, hacía milagros, resucitaba muertos y alimentaba multitudes de hambrientos.

Ciertamente no dejarán de haber pobres en la tierra, pero el aporte de este Ministerio a los necesitados va más allá de las cosas materiales, es un aporte eterno, porque siembran en todos los lugares adonde van la Palabra de Dios, una semilla que da frutos eternos de salvación y vida nueva.

Actualmente, el Ministerio Evangelístico Internacional Fuego Pentecostés cuenta con un equipo de colaboradores directos de más de 12 personas, quienes invierten tiempo, recursos y esfuerzos para llevar a cabo una agenda de oración, campañas, vigilias, ayunos y diversas actividades que tienen como principal objetivo el ensanchamiento del reino de los cielos por medio de almas ganadas para Cristo.

Cultos de la Semana

Media vigilia de unción y santificación
Cada dos semanas, todos los Viernes.
Próximamente: 07/02/2020

Cultos de adoración, exaltación y santificación tres veces a la semana.
Todos los Martes, Miércoles y Jueves.

Enero 2020

D
L
M
M
J
V
S
 
 
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
 

El verso del día

¿Las muchas palabras no han de tener respuesta? ¿Y el hombre que habla mucho será justificado?

Job 11:2